Noticias –

La presencia de arcilla en la construcción de un túnel para trenes de alta velocidad pone a prueba la tecnología de accionamiento

Requisitos especiales para las cintas transportadoras y su tecnología de accionamiento: para construir los túneles del «London Crossrail» hacen falta sistemas de cintas transportadoras y motorreductores especiales.

Bargteheide , 2019-08-26

El problema no es la elevada resistencia, sino la naturaleza pegajosa de la típica «London Clay», la arcilla londinense, cuya retirada plantea serios retos. Con una longitud total de 118 kilómetros, el nuevo sistema ferroviario de alta velocidad «London Crossrail» requiere construir túneles de varios kilómetros, lo que implica que debe retirarse el material de la perforación. Por tanto, la empresa H+E Logistik GmbH, con sede en Bochum, utiliza cintas transportadoras con un revestimiento especial de plástico. El material que transportan estas cintas se mezcla con tensioactivos y para que no se adhiera a la superficie de la cinta se ha implantado un sistema rascador especial.

Además, para garantizar un funcionamiento sin problemas también hacían falta una tecnología de accionamiento duradera y con el menor mantenimiento posible y un diseño muy flexible. Así que H+E optó por las soluciones de NORD DRIVESYSTEMS. «La tasa de fallos de los motorreductores de nuestras cintas transportadoras debe ser extremadamente baja. NORD satisface los requisitos clave a la perfección», explicaba Dirk Uphues, gestor de proyectos en H+E, para explicar por qué la empresa se decidió por NORD. Ahora, en las cintas transportadoras instaladas en los túneles se utilizan motorreductores de engranaje cónico con un eje liso por ambos lados. El par se transfiere a las cintas a través de un acoplamiento de expansión, lo cual no solo ayuda a mantener la cantidad de variantes dentro de unos límites razonables, sino que además permite usar las cintas transportadoras en otros sitios.