Noticias –

Los accionamientos de NORD demuestran su rendimiento en las pruebas según la norma EN 50598-2Alto rendimiento según la nueva norma sobre diseño ecológico

Con la nueva norma sobre diseño ecológico, la EN 50598-2, la Unión Europea define los requisitos que deben cumplir tanto la electrónica de accionamiento como los sistemas de accionamiento en su totalidad.

System Effizienz von Antriebssystemen gemäß EN 50598

Bargteheide , 2015-05-22

Antes de que las normas a este respecto sean obligatorias, NORD DRIVESYSTEMS ya ha realizado las mediciones y cálculos para los componentes y sistemas de fabricación propia. Por tanto, puede reaccionar rápida y minuciosamente a las exigencias de sus clientes al respecto de la norma EN 50598-2. Así podrá satisfacer con flexibilidad las exigencias futuras. La norma define las clases de rendimiento IE0 (pérdidas elevadas), IE1 (valores de referencia) e IE2 (pérdidas significativamente inferiores con respecto a la referencia) para variadores de frecuencia y arrancadores de motor. Del mismo modo, el rendimiento del sistema se clasifica con IES0, IES1 e IES2. Las series de pruebas que se realizan actualmente han dado como resultado unas potencias de pérdida muy inferiores a los valores de referencia marcados por la EN 50598-2 tanto para los variadores NORD como para los sistemas compuestos por variador y motor energéticamente eficiente. Por tanto, los sistemas se encuentran claramente dentro de la clase IES2.

Desde siempre NORD planifica toda la fase de accionamiento como unidad. Los reductores, motores, electrónica de control y funciones son de desarrollo propio y se utilizan para proyectar soluciones de un solo fabricante para más de 100 sectores. A partir de esta variada experiencia en aplicaciones, NORD ha acumulado una vasta comprensión de la interacción de todos los componentes de un accionamiento. El rendimiento de los sistemas según la norma EN 50598-2 no solo se mide a plena carga, sino también para ocho puntos de funcionamiento definidos con diferentes pares y velocidades. Además, otra de las novedades es que en lugar del rendimiento, ahora se toma la potencia de pérdida en vatios como base para todas las consideraciones y cálculos. De esta forma también es posible, por ejemplo, comparar diferentes soluciones en distintos casos de accionamiento con una velocidad de cero y la carga existente (p. ej. parada de un ascensor).