Lödige

NORD DRIVESYSTEMS suministra accionamientos para mezcladoras de caldos y sopas

La empresa Gebrüder Lödige Maschinenbau GmbH, con sede en Paderborn, está especializada en el desarrollo y fabricación de tecnología de procesos específica para aplicaciones y es un reconocido experto en operaciones de ingeniería de procesamiento básicas como el mezclado, el secado/deshidratado y la granulación de material a granel. Para un pedido de grandes dimensiones proveniente de la industria alimentaria, Lödige utilizó los reductores industriales de NORD DRIVESYSTEMS debido a su extrema fiabilidad.

Mezcladoras de reja: para un uso versátil

La serie FKM de mezcladoras de reja funciona con lotes de producción y sirve para diversas tareas de mezclado en casi todas las industrias. Estas mezcladoras están compuestas por un tambor horizontal y cilíndrico en el cual el eje central equipado con palas de reja crea en el producto un lecho de fluido generado mecánicamente. Debido al mezclado intensivo y a que las partículas entran en contacto frecuente con las paredes calefactables del aparato, puede lograrse un nivel elevado de transferencia térmica sin sobrecalentamiento local. Durante el secado, cuando la humedad y la viscosidad del material mezclado se van reduciendo, aumenta la intensidad de movimiento de las partículas.

Mezclar lo que es difícil de mezclar

Para un pedido de grandes dimensiones proveniente de un productor de alimentos en África occidental, Lödige construyó ocho mezcladoras de gran tamaño y diez mezcladoras de pequeño tamaño para su uso en una fábrica de nueva construcción dedicada a mezclar caldos y sopas instantáneos para el mercado de la región. NORD DRIVESYSTEMS, con sede en Bargteheide, suministró los accionamientos necesarios para las 18 mezcladoras de reja de la serie FKM. El hecho de que la máquina más versátil de Lödige puede procesar productos que van desde polvos muy secos hasta sustancias pegajosas y parcialmente fluidas con casi cualquier consistencia tiene una importancia especial para la producción de caldos: para diversas recetas, los polvos con un elevado contenido de sal y azúcar, así como de colorantes, aceites aromáticos, especias, grasas fundidas como el aceite de palma o la grasa de pollo, y otros líquidos deben ser lo más homogéneos posible. Debido a que la solubilidad de los ingredientes en el agua y en la grasa es distinta, esto resulta una tarea muy complicada. Además, en las fases húmedas debe alcanzarse un nivel determinado de hinchamiento de los almidones secos. Después, el caldo listo se prensa en forma de cubos, que a continuación se envuelven en papel de aluminio y se envasan para su distribución a los minoristas. Las sopas instantáneas o los caldos granulados se introducen en tarros, sobres y bolsas verticales o tubulares. Para ello es importante que el producto pueda verterse y medirse. Las mezcladoras de reja deben poder lograr las propiedades requeridas para cada lote y receta de una manera precisa y reproducible.

La potencia adecuada en el eje de accionamiento

El corazón de la mezcladora es el eje de accionamiento, en el cual se montan las palas de la mezcladora perfectamente calculadas y alineadas, y que transfiere la energía mecánica necesaria al material que debe mezclarse a la velocidad adecuada. Los reductores industriales de NORD DRIVESYSTEMS transfieren una potencia de motor de hasta 110 kW a los ejes de accionamiento de la mezcladora. Christian Schilken lleva tres años y medio trabajando para Gebrüder Lödige como responsable de distribución de la maquinaria a las industrias alimentaria, de los cosméticos y farmacéutica. «No recibimos un pedido internacional de esta magnitud cada día. Por tanto, es importante que todo salga como la seda con nuestros proveedores y que sepamos que nos ofrecen una calidad sin compromisos y un servicio global. NORD DRIVESYSTEMS nos ofreció el paquete integral perfecto y estamos muy satisfechos con la implementación del proyecto», afirma Schilken al respecto de la colaboración en este proyecto.

A finales de 2015, los expertos en reductores de NORD DRIVESYSTEMS se pusieron en contacto con los gestores del proyecto en Lödige para diseñar con precisión todos los reductores y motorreductores necesarios con el objetivo de que estos cumplieran los requisitos del usuario. Para garantizar un diseño preciso había que determinar al detalle los productos que se usarían para la producción en serie y las características que el equipo debía tener. Gracias a la rápida capacidad de suministro de la empresa, Lödige dio su conformidad en abril de 2016 en la sede principal de NORD en Bargteheide, y a continuación se produjo el suministro a Paderborn. Christian Schilken recuerda: «Cooperamos sin ningún problema y de manera eficiente. Después solo tuvimos que montar los componentes en las 18 mezcladoras y tras unas breves pruebas pudimos enviar las máquinas a África occidental para su puesta en servicio.»

Reductores para producción en serie de alto rendimiento

Las ocho mezcladoras grandes tienen un volumen total de 3000 litros cada una y pueden producir una tonelada de producto por lote. Para esto, NORD DRIVESYSTEMS suministró ocho reductores cónicos SK 7207V y acoplamientos con ejes macizos de 140 x 250 mm que permiten alcanzar una relación de velocidad de 14.20:1 y hasta 1,480 rpm, ofreciendo así un par de salida de 10,078 Nm. Estos reductores, con dos trenes y 486 kilos de peso, se encuentran en el rango intermedio de los once tamaños de reductores industriales de NORD. NORD fabrica este tipo de reductor con cárter monobloque para pares de hasta 250 000 Nm. Mecanizar todos los alojamientos de los rodamientos y todos los retenes en una sola operación no solo garantiza una gran precisión de los ejes y un funcionamiento silencioso y con pocas vibraciones, sino también una prolongada vida útil y menos mantenimiento. Por ejemplo, con un reductor industrial monobloque no hay ninguna junta de separación en el cárter y por tanto no hay superficies de sellado sometidas a pares. Y por último, pero no por ello menos importante, si tenemos en cuenta que en la nueva planta se ha planificado un proceso de producción continua, resulta esencial que los equipos funcionen de manera fiable y con poco mantenimiento.

Pares elevados, incluso para mezcladoras pequeñas

NORD equipó otras cuatro mezcladoras de lotes, cada una con un volumen de producción de 1200 litros, con unos completos motorreductores cónicos de dos trenes con una potencia de motor de 30 kW y una relación de transmisión de 12.51:1, que ofrecen pares de hasta 2,415 Nm a los ejes de accionamiento.

Cinco mezcladoras de lotes de menor tamaño se equiparon con motorreductores de ejes paralelos de 15 kW con ejes huecos y pares motor de 1,061 Nm, que producen mezclas previas secas que después se siguen procesando en las mezcladoras de lotes de mayor tamaño. Para desarrollar los productos, el cliente pidió otra mezcladora de laboratorio de 130 litros con un motorreductor cónico de 7,5 kW. NORD suministró los motorreductores listos para su instalación y equipados para funcionar con aceite de grado alimentario de la clase CLP PG H1 220.

De acuerdo con los requisitos del cliente, Lödige integró los componentes de conexión y fijación para todas las mezcladoras de producción con las mismas medidas para garantizar que podrían intercambiarse. No obstante, la verdadera experiencia de los expertos de Lödige en la fabricación de mezcladoras quedó patente con las mezcladoras de 3000 litros, que tuvieron que fabricarse con dos formas distintas debido a que las salas en la fábrica del cliente tenían diferentes alturas: se construyeron tanto versiones cortas y anchas como versiones altas y delgadas de la misma mezcladora. A pesar de esto, los ejes de accionamiento de las dos versiones tienen exactamente las mismas características de mezclado y ambas versiones cuentan con los mismos reductores industriales. Christian Schilken resume: «Nuestros 80 años de conocimientos en la fabricación de mezcladoras nos permiten hacer realidad los proyectos de los clientes. Sin embargo, nuestra tecnología de proceso no funcionaría sin unos componentes de accionamiento fiables como los reductores industriales de NORD. Por tanto, en la ingeniería mecánica es esencial contar con unos socios fiables y profesionales.»